Buscanos en las redes

Crónicas de ayer

1° de mayo de 1853, se aprobó la Constitución de la Nación Argentina

Por Martín Javier Augier

Hace 167 años, luego de feroces luchas encarnizadas entre unitarios y federales. Los unitarios vencían con lo que más poder tenían: con la pluma y redactaban su anhelada Constitución.

 Aquellos ilustrados de frac, habían sido ferozmente perseguidos por el Brigadier General don Juan Manuel de Rosas y sus acólitos. Los unitarios bajo el lema “Libertad, Constitución o Muerte” durante la época de Rosas sufrieron la persecución,  el destierro y perdieron la mayor parte de sus bienes en manos de expropiaciones o saqueos,  muchos  fueron clavados en una pica.

File:Daguerrotipo de Justo José de Urquiza.png - Wikimedia Commons
Justo José de Urquiza

El lema federal “Viva la Santa Confederación. Mueran los salvajes unitarios” fue obligado a usarse durante años en correspondencias.  Ahora los unitarios retomaban el poder de la mano del Gral. Don Justo José de Urquiza, un federal moderado, quién había vencido y aplastado en la Batalla de Caseros el 3 de febrero de 1852, las fuerzas del propio Brigadier Don Juan Manuel de Rosas.

Juan Manuel de Rosas - Wikipedia, la enciclopedia libre
Juan Manuel de Rosas

La batalla de Caseros

La paisanada,  los gauchos y el alto mando federal que se habían enriquecido con suculentas expropiaciones y saqueos de bienes unitarios, ahora estaban sufriendo una de las peores batallas un revés inusitado, para su ferocidad, crueldad que despertaba temores en toda la sociedad.

Impensado para el propio Rosas quién ya había tenido la llamada de atención de la derrota del coronel don Angel Pacheco, este último había expoliado los bienes numerosas familias porteñas en el norte habían hecho lo suyo lo  federales con los unitarios en Catamarca don Santos Nieva y Castilla federal se había quedado con los bienes de don Juan Angel Cano Salcedo, muchas mujeres ricas unitarias de dicha provincia se vieron obligadas a casarse con destacados federales por su reciente riqueza o para mitigar los odios entre familias. Cubas y Avellaneda clavados en una pica entre otros que sufrieron trágico destino. Así era en todo el país. Don Juan Manuel de Rosas fue al campo de Batalla en el Palomar de Caseros, Gran Buenos Aires. Saliendo de su ámbito «Palermo» sin imaginarse la ferocidad del nutrido Ejército Grande de Urquiza.

Batalla de Caseros - Wikipedia, la enciclopedia libre

Los unitarios tenían mucho tiempo exiliados, y sus pasiones despertaron en aquella batalla,  ayudados por tropas orientales, brasileras, gauchos correntinos y entrerrianos seguidores de don Justo José de Urquiza.

La paliza que recibieron los federales fue tan humillante que el propio Ángel Pacheco un militar de fuste abandonó el campo de Batalla. Rosas había hecho lo mismo saliendo al galope pidiendo apoyo en la Legación Británica, protegido don Juan Manuel por los ingleses se embarcó en el buque de guerra Conflict instalándose en Southampton. Inglaterra donde pasaría hasta el resto de sus días.

El 31 de mayo del mismo año de 1852, el confederado don Justo José de Urquiza vencedor de la Batalla de Caseros, y del gobierno de Entre Ríos al vencer al Gral. Pascual Echagüe. Invito a todas las provincias a una reunión en San Nicolás de los Arroyos donde los gobernadores firmarían el Acuerdo de San Nicolás “La Confederación Argentina” incorporaba un sistema federal de gobierno, solamente no se incorporó Buenos Aires porque se oponían al acuerdo para no perder sus privilegios.

Constitución

Un año después el Primero de Mayo de 1853, se aprobó la Constitución, durante el gobierno del Brigadier Gral.  Don Justo José de Urquiza. Rigiendo para las provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Mendoza, San Luis, San Juan, Corrientes, Santiago del Estero, Córdoba, Jujuy,  Tucumán, Salta, Catamarca, La Rioja.

Continuar leyendo...

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar