Reseña literaria: «La chica que dejaste atrás»

Autora: Jojo Moyes (1969 – Inglaterra)

Editorial: Suma de letras

Publicación: 2012

Páginas: 524

Si les gusta leer novelas históricas, con un tinte de romance, entonces este es el libro para ustedes.

“La chica que dejaste atrás” gira en torno a dos historias paralelas, intercaladas entre capítulos.

Por un lado, la autora nos ubica en el año 1916, primera guerra mundial. Con la voz de Sophie, una de las protagonistas, nos adentramos a su Hotel, en donde tiene la obligación de hospedar y alimentar a los alemanes (mientras escribía esta reseña puse “animales” en vez de “alemanes” sin darme cuenta. Lo borré por formalidad pero no quería pasar por alto este acto fallido), entre ellos se encontraba el Kommandant, quien aparece en su vida para cambiar su rumbo, y el del libro también.

Por otro, la segunda historia transcurre en el presente, nos topamos de frente con la tristeza y desgana de Liv, una mujer que estaba aprendiendo a vivir con la muerte de su esposo.

¿Qué es lo que une a estos dos personajes? Un cuadro pintado por el marido de Sophie, obra que cuelga en la pared de la habitación de Liv como regalo de boda de su esposo.

Dos  mujeres separadas por un siglo, pero ambas con la misma determinación y valentía para luchar por lo que aman.

Tengo que destacar de este libro, no solo la trama, sino la caracterización de personajes. Jojo Moyes te hace sentir dentro de sus pieles, vivir sus emociones, imaginarlos desde la cabeza hasta los pies. Odiarlos y amarlos, desear que en la próxima página no estén más, o que vuelvan a aparecer. Ellos terminan llevándote por los capítulos de la novela. Es muy fácil empatizar con los personajes de un libro cuando el estilo de la narración lo permite…  Además de realizar descripciones tan detalladas y profundas, como si nosotros mismos hubiésemos estado en esos lugares en el momento justo.

En fin, un libro ambientado originalmente dentro de uno de los sucesos más trágicos de la historia. Sin embargo, la autora arroja esperanza y amor dentro de toda la oscuridad de las páginas. Sin dudas, una novela que no te deja respirar hasta llegar al final, que nos mantiene alertas y expectantes. Es de esos libros que uno no quiere que acaben.

“Eres mi norte en este mundo de locura”

“A los hombres les resulta más fácil dividir moléculas o invadir países que averiguar lo que pasa por la cabeza de una mujer

“Invoco estos recuerdos para consolarme, para recordarme porque estoy aquí”

(Fragmentos de “La chica que dejaste atrás”)

POESÍA TUCUMANA

Este miércoles publicamos un poema de la escritora tucumana Lucila Haar. Ella no hace uso de la rima tradicional, pero se puede encontrar la metáfora en su escritura. Este poema habla de aquellos que se conducen por el mundo con una máscara, ocultando quienes son realmente.

Armazón

Tu armazón es un caparazón,

Dónde te escondes, 

Te refugias, 

Para que nada malo te pueda pasar.

Tu coraza es tan resistente,

Que por causa de ella,

Nada puedes expulsar.

Tu armazón es un escudo,

Y te aseguro,

Que detrás de él,

Hay fragilidad

Vos lo utilizas,

Porque te pueden lastimar.

Pero estando dentro de él,

Te lastimas igual. 

No soportás tu debilidad. 

No soportás tu sensibilidad.

No soportás tu humanidad.

Y la quieres ocultar,

Mostrándote incapaz de expresar,

Mostrándote “fuerte” ante los demás.

Aparentas,

Que nada te ha de importar,

Pero por dentro,

Solo quieres llorar. 

Por dentro te importa,

Por dentro te carcome.

Por dentro te absorbe.

Por dentro, solo quieres paz.

Pero por fuera, la guerra tienes que evitar.

Cuando sabés,

Que en cualquier momento, 

Algo malo se aproxima,

Uno se acostumbra a dejar a mano el escudo.

Cuando te encuentras herido,

Cuando te hirieron demasiado…

Uno adquiere inevitablemente cierto caparazón,

Ciertos mecanismos de defensa para escapar del dolor.

Uno se resguarda bajo mil capas impenetrables,

Y aún así,  

En el interior, 

Resulta todo tan insoportable…

Representando la paradoja de la frialdad.

Expresando cara de maldad ante los demás, 

Pero por detrás de esa máscara,

Vos mismo sabes, 

Que sólo anhelas,

Bondad y seguridad.

Lucila Haar

Más Noticias

También puede interesarte

¿Es inminente la consulta popular?: Qué puede suceder si Milei convoca a un plebiscito

Las trabas del Congreso a la Ley Omnibus del...

De Puerto Madero a Simoca: los lugares donde Alperovich habría abusado de su sobrina

José Alperovich, ex-senador y tres veces gobernador de Tucumán,...

Bono a empleados estatales de Tucumán

El pago de un bono de 40 mil pesos...