Don Artidorio Cresseri, creador del himno salteño.

Por Martín Javier Augier

Don Artidorio Cresseri, nació un jueves 27 de febrero de 1862, y fue bautizado un 5 de marzo del mismo año, en la iglesia San Juan Bautista, Salta, con el nombre de Andrés Artidorio, hijo de don José Creserí y de doña Carmen López Maurin.

Su padre D. José Creseri, era comerciante, y músico italiano, fue posiblemente en esta última actividad que conoció a doña Carmen López Maurin, de profesión pianista, quién pertenecía a una tradicional familia salteña de ese tiempo. Hija de don Mariano López y doña Carmen Maurin, cuyo padrino de este último matrimonio, fue su primo don Mariano Zorreguieta Maurín.

Calle caseros al 100. Donde vivían los tíos de don Artidorio.
Colección de la familia López Reina.

Don Artidorio, tuvo los siguientes hermanos, Luisa Amelia, María del Carmén, Angelica Cresseri – Lopez Maurin, nacidas en la ciudad de Salta, y Aristides (poeta) nacido en Jujuy. Todos quedaron huérfanos de padre y madre a temprana edad, y fueron criados por su tía Doña María Bernarda Candelaria López Maurin, casada con don Ignacio De la Cuesta, hermano del conocido sacerdote de Salta don Pedro Nolasco de la Cuesta, y de don Serapio de la Cuesta y Tablas, sacerdote, hijos del quién fuera gobernador de Mendoza en 1845, Dr. D. Celedonio de la Cuesta. Doña María Bernarda Candelaria L.M. viuda de De la Cuesta, contrajo nuevamente matrimonio con don Salvador Murúa Güemes.

El ambiente familiar de Cresseri estaba en el epicentro de Salta. En calle Caseros 164, vivía su tío materno don José Faustino López Maurin, casado con doña María Luisa Reyna Hernández, esta era descendiente del Maestre de Campo don José Ignacio de Torres Gaete, y como mencionamos anteriormente parientes del escribano don Mariano Zorreguieta Maurin (Intendente de Salta).

Mariano Zorreguieta Maurin. pariente de Artidorio Cresseri – López Maurin. Imagen en poder del genealogista, ex embajador de Venezuela Dr. Eduardo Sadous.
Bautismo de don Andrés Artidorio Cresseri. Libro de Bautismo de San Juan Bautista, Salta. 1862

La viveza criolla

Don Artidorio fue compositor, maestro de música y director de escuela, solía afinar pianos, y tocar en el bar que podría haberse denominado El Cabildo, donde solía ir el juez Dr. Carlos López Pereyra, con quién no tenía ningún punto de parentesco, pero si una gran amistad. Tuvo una efímera amistad con Andrés Chazarreta, un criollo de Santiago del Estero, quién encontrándose en Salta, aprovechándose de la generosidad y bohemia de don Artidorio le pidió prestada la letra de «La Chilena» o la actual canción que hoy conocemos como «La López Pereyra«, al poco tiempo tuvo el acto innoble, desleal de inscribirla a su nombre e incluirla en su álbum en la que se mencionaba con música y letra propia, cometiendo un enorme crimen a la honestidad intelectual, a la amabilidad, a la amistad, y al folclore.

Reclamos a Chazarreta del pueblo de Salta.

La comisión homenaje a Cresseri de aquel tiempo, integrada por reconocidos artistas y personalidades destacadas de Salta, entre los que se encontraban: Juan Carlos Davalos, Manuel Castilla, el Cuchi Leguizamón, y Cesar Perdiguero, este último con Castilla reclamaron activamente mediante diversas cartas abiertas dirigidas a Chazarreta para que reconozca al autor intelectual de la zamba en cuestión, pero el músico santiagueño contestaba que legalmente le pertenecía a él.

Artidorio en la pobreza

Cuando una comisión de homenaje fue a visitar a Cresseri en el asilo León  XIII, el autor de la “López Pereyra” se encontraba ya sordo y mudo debido a su avanzada edad y en una extrema pobreza, era asistido por sus amigos, las damas de salta, familiares. Los visitantes le hicieron preguntas por escrito que don Artidorio contestó de la misma forma.

Le preguntaron a don Artidorio con lápiz y papel dada la sordera: «¿Porqué le dio usted su zamba a Andrés Chazarreta? Artidorio respondió – Era un amigo. ¿Le reclamó usted a Andrés Chazarreta? Artidorio respondió – Nunca».

Artidorio falleció el 18 de Octubre de 1950, sin poder ver nunca su nombre en su zamba, pero gozó del reconocimiento del pueblo de Salta.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-4.png

Don Artidorio tuvo un hijo reconocido Carlos Artidorio Creseri fruto de su relación con Trinidad Cabrera, con quién se unió en matrimonio años más tarde, bautizado en la iglesia de la Candelaria el 18 de noviembre de 1886, este fue abogado y junto con la «Comisión Homenaje», inició un extenso juicio, que gracias al testimonio de los vecinos, y sus familiares, lograron reivindicar décadas después la memoria de su padre como autor intelectual de la Lopez Pereyra, considerado un himno salteño.

Más Noticias

También puede interesarte

Turbulento mandato del gobernador Gustavo Ferrary en Catamarca

19 de diciembre de 2022Por Martín Javier Augier Gustavo Ferrary,...

Hoy se celebra el día del genealogista

Por Martín Javier Augier«En la XI REUNIÓN AMERICANA DE...

Fray Laurencio Torres Díaz de Alvarado

Por Martín Javier AugierUn sacerdote afrodescendiente argentinoConocemos...

El 5 de julio de 1683, Fernando de Mate de Luna fundó la ciudad de San Fernando del Valle

Por Martín Javier AugierEl 5 de julio de 1683,...