EEUU inicia la puja por el puesto de Bader Ginsburg

Tras la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg, icono progresista dentro de la Justicia, quedo un puesto vacante en la Corte Suprema de Estados Unidos por lo que se inició la batalla política entre republicanos y demócratas para ocuparlo.

Republicanos y demócratas disputan ese puesto, los primeros quieren aprovechar su mayoría en el Senado para nombrar un sucesor, mientras que los segundos exigen hacerlo después de las elecciones del 3 de noviembre. A pesar de que, esta puja puede desbalancearse debido al peso del máximo tribunal, que está conformado por cinco magistrados conservadores sobre el total de sus miembros que ocupan el cargo de por vida.

La conformación ideológica del tribunal es lo que se encuentra en juego hoy, ya que tiene la última palabra sobre los temas que logran dividir a la sociedad estadounidense: aborto, derechos de las minorías, poder presidencial, portación de armas, atención médica, pena de muerte, entre otros.

La histórica defensora de los derechos de las mujeres, Bader Ginsburg, dijo en sus últimas horas: “Mi deseo más ferviente es que no sea reemplazada hasta que se instale un nuevo presidente”, dictada por su nieta Clara Spera en su casa en Washington. La jueza falleció el día de ayer por cáncer de páncreas, previamente diagnosticado.

Ante el deseo de la magistrada, el presidente Donald Trump hizo oídos sordos e insistió con que propondrá un candidato, aprovechando, de esta manera, que los republicanos aun controlan la Casa Blanca y la mayoría del Senado, por lo que, por acuerdo a la Constitución, les corresponde la designación del nuevo juez.

“Fuimos puestos en esta posición de poder e importancia para tomar decisiones por las personas que con tanto orgullo nos eligieron, como la selección de los jueces de la Corte Suprema, considerada una de las más importantes. ¡Tenemos la obligación, sin demora!”

Posteó Trump en su cuenta de Twitter @realdDonaldTrump

Y en la misma sintonía, el jefe republicano del Senado, Mitch McConnell, ya anunció que se organizara una votación en la Cámara Alta del Congreso, si es que Trump nombra al sucesor de Bader Ginsburg antes de la elección del 3 de noviembre. Por lo que declaro en un comunicado: “Nosotros prometimos trabajar con el presidente Trump y apoyar su programa, especialmente sus notables selecciones para los puestos de jueces federales”.

Izquierda: Donald Trump (republicano). Derecha: Joe Biden (demócrata)

Por otra parte, la jugada política emitida por los republicanos, despertó el enojo de los demócratas y apresuraron su petición a McConnel sobre la espera de la nominación hasta, por lo menos, enero del año 2021, cuando el control de la Casa Blanca y la Cámara Alta podría cambiar. Por esto es que Biden público por la misma red:

“Los votantes deben escoger un presidente y el presidente debe proponer un juez al Senado”.

@JoeBiden en Twitter.

Aunque, su compañera de fórmula, Kamala Harris, fue mucho más directa e indico: “Lo que está en juego en esta elección no podría ser mayor; millones de estadounidenses cuentan con nosotros para ganar y proteger la Corte Suprema, por su salud, sus familias y sus derechos”.

Más Noticias

También puede interesarte

Isla paradisíaca de Roatán se convierte en refugio de narcotráfico y tráfico de animales

Roatán, una isla del Caribe hondureño, se ha convertido...

Investigaciones Revelan Relación Extramatrimonial y Tráfico de Influencias de Begoña Gómez

Javier Hidalgo se reunió con Begoña Gómez en 2019...

Gobierno de Milei Despide a Funcionario de Turismo por Cobranzas Millonarias en Miami

Por disposición de Daniel Scioli, el Gobierno de Milei...