Buscanos en las redes

Local

Antes de ser condenada por el asesinato de sus hijos, Fucilieri dijo: «fui la mamá que siempre quise tener»

Fue sentenciada a prisión perpetua por haber degollado a sus dos pequeños hijos.

Este viernes por la tarde finalmente se conoció la sentencia por el doble filicidio que conmocionó a Tucumán y el país en 2017: Nadia Fucilieri fue condenada por el delito de doble homicidio triplemente agravado por el vínculo, por alevosía y por la finalidad de causar sufrimiento a su ex pareja.

La jornada comenzó con los alegatos finales por parte de la fiscal de Cámara Marta Jerez. Luego fue el turno de la querella, a cargo de la letrada Silvia Furque y de la defensa. Después fue el momento de las últimas palabras de la acusada.

Las últimas palabras antes de la sentencia

«Pensaba que íbamos a tener una familia como nunca tuve porque mi papá me abandonó cuando era chica. Perdí a mi madre. Tuve que pasar mi vida tratando de salir adelante. Lo único que quería cuando era niña es estar con mi madre, a pesar de que estaba muerta», comenzó Fucilieri.

Luego aseguró: «Fui mamá y eran la luz de mi vida. Todas las personas que estaban a mi lado lo sabían». Además, Fucillieri dijo que sus dos embarazos no fueron planeados y que debió abandonar sus estudios. «Aún así, me hice cargo de los dos. Fui la mamá que me hubiese gustado tener», dijo.

También habló de su ex pareja: «Aldo (Martínez) nunca me creyó que me corté el tendón. Él nunca presenció ninguna consulta al médico que me tenía que operar del tendón. Tuve que ir acompañada por mi tía y los niños quedaron con mi otra tía. Jamás me pidió estar con los chicos mientras yo no podía».

Al final, comentó, «ya no quiero nada, ya no espero nada. Lo único que quiero es cerrar todo esto y no lo puedo cerrar».

La sentencia

A continuación, el tribunal compuesto por los jueces Alejandra Balher, Fabián Fradejas y Fernando Morales Lezica, pasó a deliberar, para regresar luego con la sentencia condenatoria.

Además, a pedido de la fiscal Jerez y de la querella, los magistrados dispusieron revocar la detención domiciliaria que cumplía la condenada e imponerle la prisión preventiva, por lo que fue trasladada a la cárcel de mujeres.

Durante las dos jornadas de juicio, prestaron declaración el padre de las víctimas, familiares de la acusada, los policías que acudieron al lugar de los hechos y profesionales de la salud.

El martes 3 de octubre de 2017, Fucilieri compró bisturíes y guantes de látex en una farmacia cercana a su casa de Santa Fe al 1.800. Entre las 22 y las 8 de la mañana, según la acusación del fiscal Diego Alejo López Ávila, primero degolló a su hijo Marceliano de 4 años hasta causarle la muerte. Su otra hija, Pía del Rosario (2), que dormía profundamente al igual que su hermanito, fue ultimada luego.

Antes, de acuerdo a la acusación, había escrito una carta para su ex marido, Aldo Martínez: “hijo de puta, ahora vas a sentir culpa… Vas a pagar por cada gota de sangre derramada por tus hijos… No vas a vivir tranquilo nunca… Ni vos ni tu familia”, le decía, entre otras cosas.

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar