Armenia y Azerbaiyán continúan con los bombardeos

Tras ocho días de combate, esta mañana aumentaron los bombardeos entre las fuerzas de Nagorno Karabaj y el ejército de Azerbaiyán.

Los ataques se producen entre Armenia y Azerbaiyán, particularmente en Stepanakert, capital separatista, y en Ganya, una de las ciudades más grandes del territorio azarí. Por esto es que el mundo sigue llamando a la paz, después de 8 días de combates.

Stepanakert es el principal objeto de ataque, por lo que, desde el viernes, la población de allí se vio a obligada a resguardarse en sótanos y refugios. Y ayer por la noche, la ciudad entera se quedó sin luz para luego, continuar con los bombardeos. Esta mañana sonaron sirenas de alerta sin parar.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Armenia, Astroun Hovhannissian, denuncio: “Las fuerzas azerbaiyanas están apuntando a objetivos civiles”. Y junto a las autoridades locales, indicaron que los ataques se realizaron con sistemas lanzacohetes Smerch y Polonez, y que hay drones sobrevolando toda la ciudad.

Nagorno Karabaj cuenta con una población, en su mayoría, de Armenia, aunque, se proclamó independiente de Azerbaiyán en 1991. Pero, Armenia y Azerbaiyán se disputan periódicamente el territorio del Cáucaso en un conflicto iniciado a principios del siglo. El último enfrentamiento que se llevó a cabo fue en el año 2016.

El presidente de la región Nagorno Karabaj, Arayk Harutyunyan, dijo que sus fuerzas se concentraran en atacar las infraestructuras de las “grandes ciudades” de Azerbaiyán, como represalia. Y pidió a los ciudadanos que “abandonen inmediatamente esas ciudades”.

Por otro lado, el Ministerio de Exteriores de Turquía, aliado de Azerbaiyán, declaró que el ataque contra Ganya representa una violación de los principios del derecho humanitario y de los convenios de Ginebra.

“Condenamos estos ataques. Armenia, que se enfrenta a una derrota en el territorio ocupado de Azerbaiyán, viola todos los principios del derecho humanitario, especialmente los convenios de Ginebra”, indicaron desde la Cancillería.

De igual manera, esta guerra hace temer una desestabilización y una escalada de conflicto en donde se podrían involucrar potencias como Rusia, Turquía, Irán y Occidente.

Comentarios