Buscanos en las redes

Economía

Taiwán acusa a China de “plan de invasión” e inicia simulacros con fuego real

Tensión bélica en el estrecho de Formosa provoca preocupación en la población de Taiwán.

Edy Cifre, corresponsal de El Federalista en Europa

Decenas de aviones y barcos militares cruzan el estrecho de Formosa.
A pesar de que los ejercicios militares chinos cerca de Taiwán acaparan los titulares, en la isla preocupan mucho más las sanciones económicas que impone el Gobierno de Pekín, su principal socio comercial. El Gobierno taiwanés asegura que China se prepara para invadir, mientras Beijing continúa con sus simulacros militares alrededor de la isla.

Tensión en el corazón de Asia

China sanciona a Nancy Pelosi por «socavar la soberanía china» con su viaje y frena la cooperación con Estados Unidos en asuntos como el cambio climático.

Tras disparar múltiples misiles en las aguas en torno a Taiwán, cuatro de los cuales sobrevolaron por primera vez la capital de la isla, Taipéi; Pekín continuó este viernes pasado presumiendo de músculo militar como respuesta a la visita de la presidenta de la Cámara Baja de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a la isla esta semana, contra quien aplicará sanciones. Estos ejercicios militares estuvieron marcados por el despliegue de decenas de aviones y barcos chinos en el estrecho de Formosa así como el anuncio por parte de Pekín de la suspensión de mecanismos de cooperación con Washington, lo que lleva las relaciones entre ambos países a su nivel más bajo en años.

China hizo volar 68 aviones militares y navegar 13 destructores y fragatas de la marina sobre la línea media del estrecho de Formosa que Taiwán considera su zona de seguridad, según el Ministerio de Defensa taiwanés, que calificó las acciones de «fuerte provocación» al tiempo que desplegó aviones, barcos y sistemas de misiles terrestres para vigilar la situación.

Fuentes chinas elevan hasta cien los aviones militares entre cazas y bombarderos han sido desplegados desde el jueves, según la agencia de noticias oficial de China, Xinhua. En respuesta a las «altamente provocadoras» maniobras chinas, el Ejército taiwanés aseguró que aumentaría su capacidad y preparación para salvaguardar la soberanía de la isla «sin escalar las tensiones o provocar conflictos que puedan conducir a una guerra».Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, declaró desde Nom Pen, que la reacción de China a la visita de Pelosi era «flagrantemente provocadora», por lo que pidió que rebajara la «escalada significativa» que suponen los ejercicios militares programados hasta el domingo. En la misma línea se pronunció la presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, que calificó las maniobras chinas como un «acto irresponsable» porque avivan las tensiones en el Indopacífico, reclamó contención a Pekín y pidió el apoyo de la comunidad internacional. También aseguró que Taiwán no contribuirá a la escalada de tensiones, pero defenderá su soberanía.

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar