Buscanos en las redes

Destacadas

Este sábado empieza el etiquetado frontal en los alimentos en las góndolas

Foto: Télam

Más de la mitad de la población, en Argentina, está excedida de peso.

Solo 1 de cada 10 hogares siguen una dieta balanceada de alta calidad. El sobrepeso, puede ser causa de patologías cómo diabetes, hipertensión, y hasta cáncer. El etiquetado frontal, debería ayudar a las personas, guiándonos hacia una alimentación más balanceada, sana, y limitar los excesos de azúcares y grasas trans.

Foto: @ODS.com.ar/Twitter

Desde el CEPEA, el Centro de Estudios sobre Políticas y Economía Alimentar, (creado en 2009), en base al Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares, muestran una dieta con balance negativo. El 80% del consumo energético proviene de tan sólo 20 productos, entre ellos, las papas, el pan blanco, el pollo, el arroz, las bananas, el azúcar, la harina de trigo y los fideos.

Foto: Télam

«La estrategia es darle de manera rápida y explícita al consumidor de los nutrientes que debemos limitar», señala Mariana Albornoz, coordinadora de Proyectos de CEPEA, sobre ese primer alerta que hará el sello negro en los productos expuestos en las góndolas de los supermercados.

«Además del etiquetado frontal, existe el rotulado nutricional que está en la cara posterior, y allí la información nutricional es completa. Al momento de comprar un alimento, si tienen la misma cantidad de sellos, da vuelta el envase y fíjate qué otros nutrientes tiene el alimento», aconseja Albornoz.

De los alimentos que consumimos de más, los nutricionistas remarcan el exceso de alimentos feculentos, como el pan, el arroz y las papas.

No obstante, si hablamos de brechas entre lo que comemos y lo que deberíamos comer, las verduras, las frutas, las legumbres y los cereales integrales registran la más amplia en sentido negativo, son más que escasos en nuestra alimentación.

Foto: Clarín/Twitter Shutterstock

Todos los especialistas coinciden en la necesidad de políticas públicas que se sostengan en el tiempo, más allá de los gobiernos, y que apuntalen el problema de la inseguridad alimentaria y la baja calidad nutricional desde aspectos fiscales, productivos, sociales, y educativos.

Fuente: Clarín/Twitter

Continuar leyendo...

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar