La indigencia se cuadriplicó en Tucumán desde 2018

Buenos Aires.- La pobreza afecta al 40,9% de la población de la Argentina, cifra equivalente a 18.500.000 personas, según los registros del INDEC al primer semestre, lo cual significó un aumento del 5,5% con relación a igual período del 2019 y resultó la más elevada desde 2004, reflejando la gravedad de la crisis social en medio de la pandemia.

Pero en Tucumán esas cifras han crecido a su propio ritmo, sin aparente incidencia de la pandemia. Los índices de Pobreza e Indigencia en el conglomerado Tucumán/Tafí Viejo ha crecido sin cesar desde 2018, tal punto que la población indigente se cuatriplicó en apenas 2 años. Pasó del 1,9 por ciento en el primer semestre de 2018, al 8,1 por ciento en el mismo período de 2020.

Por su parte, la pobreza casi se duplicó: el Indec midió un 24,1 por ciento de pobres en el conglomerado durante el primer semestre de 2018. En en el mismo período de 2020 fue del 41,5 por ciento (ver gráficos). El crecimiento de estos dos flagelos, siempre durante el mandato del gobernador Juan Manzur, se produjo primero durante el Gobierno del ex Presidente Mauricio Macri, pero no se detuvo desde la asunción de su aliado, Alberto Fernández.

Tras la revelación de los índices, el propio Presidente culpó a Macri y la pandemia por el crecimiento de la pobreza: «los resultados de pobreza serían más negativos si el Estado no los hubiera auxiliado».

La progresión del aumento de la indigencia se puede ver en el siguiente gráfico del Indec.

La progresión del aumento de la pobreza se puede ver en el siguiente gráfico del Indec.

En el país, el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza alcanzó el 30,4%, con un crecimiento del 5% contra igual período de 2019. Dentro de ese segmento social, el 8,1% de los hogares se encuentra en indigencia, aquellos que ni pueden acceder a recursos para alimentarse, equivalente al 10,5% de la población, equivalente a 4.500.000 personas que padecen hambre.

Aunque la situación de emergencia social comprende a todo el país, la zona más caliente es el conurbano, donde viven 5.800.000 personas en situación de pobreza. Las cifras divulgadas por el INDEC reflejan el fuerte impacto de la cuarentena por la pandemia y las medidas sanitarias adoptadas que afectaron seriamente el aparato productivo y generaron cierre de empresas y despidos.

Si la comparación se efectúa contra diciembre de 2019, que muestra el impacto directo de la pandemia, la cantidad de personas pobres saltó de 35,5% al 40,9% actual, mientras que en cuanto a hogares pasó de 25,9% al 30,4%.

En lo que hace a la población indigente, el número subió de 8,0% en diciembre de 2019 a 10,5% y si se lo mide en hogares pasó de 5,7% al 8,1%. El organismo indicó que para el universo de los 31 aglomerados urbanos, por debajo de la línea de pobreza se encuentran 2.849.755 hogares que incluyen a 11.680.575 personas y, dentro de ese conjunto, 754.155 hogares se encuentran en indigencia y 2.995.878 en esa situación.

 Sin embargo, al efectuar una proyección nacional, teniendo en cuenta una población total de 47.000.000 de habitantes, alrededor de 18.500.000 personas son pobres y 4.500.000, indigentes. El índice de pobreza, que demuestra que cuatro de cada diez habitantes está en ese segmento social, es el peor registro desde 2004 cuanto trepó al 44,3% y la Argentina empezaba a transitar los peores años de su crisis.

No obstante, la comparación debe realizarse con prudencia ya que las canastas sobre las cuales se efectuaban los cálculos fueron modificados en 2016.

El INDEC informó que el ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $25.759, mientras la Canasta Básica Total (CBT) promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los $43.785, por lo que la brecha se ubicó en 41,2%, el valor más alto de la serie por cuarto semestre consecutivo.

De esta manera, no solo hubo un aumento en la incidencia de pobreza respecto del segundo semestre de 2019, sino que la situación de las personas en ese segmento empeoró por la mayor distancia entre sus ingresos y la Canasta Total.

Otro dato alarmante es el avance de la pobreza entre la población de menor edad: el 56,3% de las personas de hasta 14 años son pobres, una cifra que significó un aumento del 3,7% contra junio de 2019.

Sin embargo, el organismo advirtió el mayor crecimiento con relación al semestre anterior se observó en los grupos de personas de 15 a 29 años (49,6% del conjunto es pobre), con un aumento de 7,1 puntos y las de 30 a 64 (36,2%), con una suba de 5,7 puntos.

En este link, el informe completo de Pobreza e Indigencia del Indec por conglomerado.

En 2017, el Indec había medido una baja de la pobreza y el Gobierno había publicado este video.

Comentarios