«Las celestes» anti aborto se radicalizan y salen a tomar las calles

Buenos Aires.- Envalentonados por la polémica carta del Papa Francisco contra el proyecto oficial de Interrupción Voluntaria del Embarazo, miles militantes anti aborto (o provida, como prefieren ser intitulados), salieron este domingo a ocupar las principales plazas del país, una estrategia que había sido hasta aquí casi privativa de sus adversarios, quienes impulsan el aborto público y gratuito.

En Tucumán, Salta y otras provincias del Norte este movimiento, en su mayoría católico, hizo sentir su poder. Las marchas tuvieron como lemas «Con aborto salimos todos» y «La mayoría celeste presente». Esta semana se confirmó la pretensión del Gobierno Nacional de tratar el proyecto el 10 de diciembre en la Cámara baja y luego girarlo al Senado.

Hubo marchas de rechazo al aborto legal en 528 ciudades, entre ellas, Córdoba capital, La Rioja capital, Salta capital, Mendoza capital, San Fernando del Valle de Catamarca, Neuquén capital, Santa Fe, Rosario, Paraná, Formosa capital, Posadas, Bahía Blanca, Mar del Plata, Río Gallegos, El Calafate, Rawson, dijeron los organizadores.

En las consignas, los manifestantes apuntaron a los diputados y senadores que deben votar el proyecto. Entre los argumentos en contra, los referentes «celestes» señalaron que «es imprudente el momento, porque divide a la sociedad en tiempos de pandemia que se requiere unión».

«Ya se trató en 2018 con una Congreso más o menos parecido. Existe una clara mayoría celeste y es un principio básico de la convivencia democrática respetarla», subrayaron. En tanto, un grupo de manifestantes se dirigió al edificio en el que reside el diputado nacional Facundo Suárez Lastra.

Los manifestantes repartieron volantes en el lugar con la imagen del legislador de Juntos por el Cambio, junto con la foto de los restos de un aborto, con la leyenda «¿Sabías que Suárez Lastra votó por el aborto?».

Una ley que no sabe de partidos

Esta semana se conoció una enérgica carta del Papa Francisco contra el aborto, al que comparó con “contratar a un sicario” para resolver un problema. Pero la misiva, de puño y letra del pontífice, no fue para un “aliado” (del Gobierno Nacional y todos los legisladores peronistas, K o no): fue para una dirigente del PRO, de cuyo mayor referente, Mauricio Macri, el Papa es considerado un adversario. (Ver aquí).

La singularidad de este proyecto es que tiene adeptos y detractores dentro de casi todas las agrupaciones políticas del país, salvo las de izquierda, que en su totalidad apoyan la interrupción del embarazo voluntario. Sin embargo, en este último grupo, habrá que ver cuál es la posición de los dirigentes cercanos al (supuestamente) kirchnerista e izquierdista, Juan Grabois, considerado un gran aliado de Francisco.

Por lo pronto, además de la carta de Francisco, hubo esta semana dos señales de que las “celestes” están dispuestas a radicalizarse como lo hicieron hasta aquí las “verdes”. Por un lado, el histórico diputado radical Facundo Suárez Lastra sufrió un “escrache” frente a su domicilio por parte de militantes “próvida” o antiaborto, después que el legislador anticipara su voto a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

En Salta, realizaron pintadas anti aborto en el frente de la reconocida militante Malvina Gareca. Su domicilio amaneció en el frente con la leyenda: «Sí a las dos Vidas». La propietaria de esa vivienda es integrante de la organización política Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá).

Comentarios