Mario Borini: El profesor de Juan Manzur

El Federalista en dialogo con Mario Borini ex Titular de Auditoría de PAMI, Metodólogo de la Investigación, Epidemiólogo, Profesor Titular Salud Pública UBA 2003-2008, y Ex Director del Programa Universitario de Salud Rural en Salta durante sus años en el claustro universitario le tocó enseñarle al actual gobernador Juan Manzur.

¿Como ve el accionar del Ministerio de salud de la Nación en cuanto a la metodología para enfrentar la pandemia?

“La pandemia es un fenómeno al cual se le ha dado una proporción que no tiene. Pensemos que la pandemia va a matar apenas 2% de las muertes del mundo, que son 60 millones cada año ¿ y con el otro 98% que hicimos?. Se ha puesto énfasis, como nunca se puso en ninguna otra enfermedad. Y el otro 98% ha quedado marginado de la tensión aunque es mayoritario. Eso muestra la gran desproporción con la que se ha observado este tema.”

¿Qué es lo que se estaría dejando de atender?

“Pensemos que hay 15 millones de personas que y con enfermedades cerebrovasculares. Y un millón 700 con así 20 enfermedades colgantes del COVID. Hay una translocación de prioridades”.

A su criterio, ¿por qué se le da preeminencia?

“Es una decisión política. Desde Maquiavelo las decisiones políticas quedaron separadas de la moral, de la ética, de la salud, de la técnica y de la ciencia. Entonces a las decisiones políticas no se les puede buscar ética, se las tiene que ocupar con el ‘objetivo político’. Esto seguro objetivo político tiene, otros objetivos ya no sabemos. Y eso crea una gran incertidumbre y una gran desconfianza a cerca de las humanas porque no se les ve otro objetivo que el político.”

¿Es una buena herramienta, para dar un tratamiento, el llamado aislamiento social, preventivo y obligatorio?

“Jamás tendría que haber sido obligatorio, coercitivo, punible y militarizado. Tendría que haber sido por recomendación y solamente a una parte de la población, alrededor de los 65 años y la población vulnerable con enfermedades y sumado a los casos y sus contagios. Eso es 400 o 500 millones, pero el restante que tendría que haber circulado libremente. eso es 4 o 5 millones de , pero el restante que tendría que haber circulado libremente”.

“Hubieras tenido un país con un 40 millones de personas trabajando. Y perfectamente normal, porque en ese caso los contagiados son muchos, pero el fenómeno gripal es leve adquirían con inmunidad natural. Nosotros nacemos con inmunidad natural, evitas la vacuna, aunque no haya vacuna igual quedas inmunizado. O sea, esperar la vacuna como dicen ‘no va a haber clases presenciales hasta que no haya vacuna’, eso no es científico porque a muchas enfermedades se les ha buscado vacuna, pero nunca se las encontró, como el VIH. Entonces esa expectativa es falsa.”

¿Que opinión Le merece la duración que tuvo la cuarentena?

“Bueno, ha llegado al hartazgo. Ha superado toda razonabilidad. La cuarentena tendría que haber durado mucho menos tiempo: 20, 15 o 30 días. Siempre y por recomendación, sin causas penales. Al estilo de Uruguay, al estilo de Japón, al estilo de Singapur etc. Hay países en América, 33 países en América en donde 20 están mejor que nosotros por las muertes por población. Nosotros estamos en 80%, Uruguay en 13%.”

“En el mundo estamos en el puesto 45, es decir aproximadamente 170 países que están mejor. Así que vender esto como un éxito es un error.”

¿Esto a que se debe?

“Esto se debe a que no hubo ciencia. El problema está en que se eligió a clínicos de casos que son infectologos, pero no hay personal social, psicólogos sociales no hay nada social en el tratamiento de este tema. Esos infectologos de casos influyeron, y en el presidente fue influido, para tomar las medidas draconianas que no tienen ciencia ni epidemiológica ni inmunológica, han desconocido a la inmunidad. Desconocieron que uno requiere inmunidad. Y la otra cosa que desconocieron es la responsabilidad social, ósea nos trataron como niños nos tiraron a un sótano y la sociedad se arrodillo. Lo peor de todo es que la sociedad no reacciono, se atemorizo, compro el discurso oficial, tanto del oficialismo como de la oposición, por eso vemos un 70% de adhesión.”

“Pero se ve que el discurso se está quebrando y tanto del oficialismo como de la sociedad se empieza a ver un discurso diferente, pero tuvimos que atravesar 150 días de un costo enorme. Probablemente la mortalidad total de en la Argentina aumente por los casos no atendidos debido a que se orientó toda la acción al COVID y se dejó de atender a todo lo demás.”

En relación esto, ¿realizó alguna propuesta a las autoridades sanitarias? Ya que, por ejemplo, fue el profesor del gobernador tucumano Juan Manzur

«Si, nosotros varios médicos y con muy poca prensa. Como no se ha visto, a pesar de que había provincias sin COVID estaban en cuarentena, eso es una aberración. Jamás se pone en cuarentena a sanos. Persisto, jamás una cuarentena para sanos. Nosotros desde el primer día, largaron la cuarentena el 19 y el 20 ya estábamos todos sometidos sin ningún tipo de preparación. En otros países se tomaron 20 días, 15 días se arreglaron cosas familiares, viajes cosas domésticas, circunstancias propias de la vida y nosotros no. Entonces hubo una subestimación de la responsabilidad social, porque la gente se arrodillo como niños y nos arrodillamos frente a un poder ejecutivo que quedo solo sin control alguno y con una discusión gravísima cerca de la constitucionalidad de los hechos.”

¿Qué propone que se debería hacer para avanzar tanto en el sistema de salud como en la sociedad?

“Para salir de acá, hay que salir con una reforma profunda del sistema de salud. Hay que reincorporar una masa de población trabajadora del sistema de salud que ha sido expulsada, principalmente enfermeras. Hay que dotar de un presupuesto digno a la salud, que viene decayendo desde hace 70 años. Y hay que unir la seguridad social con el sistema público porque ahora la seguridad social solo está unido al sistema privado. Si se analizan esas cuestiones de fondo, estaremos mucho mejor preparados para una pandemia.”

¿En un mundo globalizado, esto se puede repetir con mayor frecuencia?

“Y está preparado esto, el gobierno de Macri apelo a una deuda internacional externa, para eso le hicieron firmar un compromiso de vacunación coercitiva que no existía. Ósea en la argentina no había vacunación coercitiva; estaba el calendario, pero vos podías evitar la vacunación por que originalmente era voluntaria y podías argumentar que no la querías.”

“A partir de que contrae esa deuda, él tiene que firmar un acuerdo con una organización internacional CEPY (Coalición para la Renovación de Epidemia). Fundada en agosto de 2016 en Noruega, influyo para que toda la deuda que se diera a la Argentina fuera a cambio de una ley de vacunación obligatoria coercitiva.”

“Esto muestra la continuidad del gobierno de Alberto Fernández porque, cuando instala la cuarentena impide la inmunidad, entonces es la excusa perfecta para vacunarte. Yo lo que veo es una continuidad perfecta entre la deuda, la firma, la cuarentena de Alberto y la caída vertical de la economía, tanto pública como privada, que provoca un grado de asistencia extremo. Y nosotros importamos obligaciones de vacunas, asistencialismo, y una caída de la economía acercándonos a un grado de esclavitud que jamás hemos visto. Entonces la gente hace caso en vacunarse, a cambio del asistencialismo. La vacuna puede contener ingredientes peligrosísimos. Es una posibilidad que con la vacuna se tenga un control social.”