Buscanos en las redes

Local

Un video en las redes relaciona a Manzur con un posible fraude en las próximas elecciones

Un video que tiene como protagonista al periodista Jonatan Viale, alerta sobre la posibilidad de una re-edición del escándalo en las elecciones para gobernador de 2015 en Tucumán, que provocaron una de las manifestaciones más importantes y virulentas que haya conocido la provincia en los últimos 20 años.

En la filmación viral, Viale realiza una descripción de aquellos oscuros días vividos tras los difusos comicios que consagraron mandatario al ahora Jefe del Gabinete Nacional, Juan Manzur, el hombre que tendrá en sus manos gran parte de la organización de las elecciones y el escrutinio definitivo. Ese fue el rol que tuvo Wado de Pedro en las Paso, y llevó adelante con notable eficiencia, pese al revés oficialista.

En 2015, la entonces fórmula opositora integrada por José Cano y Domingo Amaya logró una medida cautelar de la Cámara Contencioso Administrativa de Tucumán, que consideró probadas cientos irregularidades que convertían en nulo al proceso electoral, por lo que debía realizarse una nueva convocatoria a elecciones.

Esta decisión fue dada vuelta por la Corte Suprema provincial, de mayoría oficialista, y Manzur logró asumir en la gobernación. Después, ya con Mauricio Macri como Presidente de la Nación, el actual Jefe del Gabinete nacional logró un acercamiento importante al líder de Juntos por el Cambio y logró evitar que los candidatos apelaran en la Corte Suprema de la Nación, lo que también implicó la muerte política de Cano y Amaya.

Las irregularidades de 2015

La votación estuvo plagada de denuncias de graves irregularidades como quema de urnas y fallas en el recuento. La Cámara dio por probado que los videos de seguridad que debían controlar algunos centros de cómputo no funcionaron debido a cortes de electricidad.

Además, se dio por probado que no se incluyeron en el escrutinio provisional unas 600 mesas, la mitad en la capital de la provincia, donde la oposición tenía un fuerte apoyo. También hubo quema de decenas de urnas, irregularidades en la carga de datos en el Correo y no se realizó el recuento de votos que pidieron.

La advertencia de una ONG

El informe de la ONG Transparencia Electoral ya había advertido sobre lo preocupante de la llegada de un hombre como Manzur a la Casa Rosada justo después de la derrota en las Paso. Tucumán figura entre las peor posicionadas en materia de “integridad electoral”, según esa organización.

“Que el jefe de Gabinete provenga de una provincia con un marcado déficit democrático, nos llena de preocupación”, sostuvo Leandro Querido, director de la ONG que confecciona el denominado Mapa de Integridad Electoral de la Argentina. Y citó las elecciones de agosto de 2015.

El caso Bejas

Según Querido, hay otro hecho que, a la luz del salto del exgobernador al plano nacional, adquiere hoy un cariz significativo: la designación, en diciembre pasado, del juez tucumano Daniel Bejas en el puesto vacante de la Cámara Nacional Electoral. “Se hizo un concurso, en el que ganó una mujer de muchas experiencia y muy reconocida a nivel internacional, pero Fernández decidió designar a Bejas, apoderado del PJ tucumano, que había quedado quinto en el concurso de mérito”, advirtió el director de Transparencia Electoral.

“Estamos ante un avance, muy marcado, de representantes de provincias con déficit democrático. La sensación que uno tiene es que el 33% de la Cámara Nacional Electoral [integrada además por Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía], que era una institución de mucho prestigio, hoy responde a ese sector”, agregó Querido.

Daniel Bejas, un tucumano cercano a Manzur en la Cámara Nacional Electoral.

Para que la balanza se incline a favor de Bejas habrían resultado clave las gestiones realizadas por Manzur ante la Casa Rosada. Una devolución de gentilezas: en 2014, el hoy camarista lo sobreseyó en una causa por presunto enriquecimiento ilícito, sin siquiera solicitarle que presente documentación que justifique su fuerte crecimiento patrimonial durante su gestión al frente del Ministerio de Salud Nacional (era uno de los funcionarios más ricos del gabinete de Cristina Kirchner).

¿Y Claudio Maley?

Además de Manzur, otro importante funcionario del Gobierno de Tucumán se trasladó a la Casa Rosada con su Jefe: el comandante mayor retirado, Claudio Adolfo Maley, quien se desempeñaba como Ministro de Seguridad en una de las peores gestiones que haya conocido esa cartera durante su historia.

Si bien se trasladó a Caba, hasta ahora no se informó si asumió en algún cargo. Lo importante es que se encuentra junto a Manzur, su máximo defensor. Este dato no es menor si se habla de transparencia electoral.

Maley en 2015 se instaló en el norte, al mando de la unidad IV de Gendarmería, en Santiago del Estero. «En ese rol, condujo la estrategia judicial de esa fuerza de seguridad, cuestionada por su papel durante el convulsionado proceso electoral tucumano. La Junta Electoral Provincial (JEP) había contratado a Gendarmería para la custodia de las escuelas y de las urnas, por $ 6,3 millones. Ese acuerdo había sido negociado con el comandante general Federico Sosa, quien pasó a retiro tras el escándalo. Maley, apenas asumió, respondió a la requisitoria de la Justicia Federal por el bochorno de las cámaras de seguridad que no filmaron los movimientos en los depósitos de las urnas», contó entonces el periodista Fernando Stanich en La Gaceta.

Maley se defendió en esa ocasión con el argumento de que era la JEP la que debía encargarse de las cámaras y que el secretario Darío Almaraz les derivó la responsabilidad en forma verbal cinco días antes de los comicios que consagraron como gobernador de Manzur.

Claudio Maley, gran protagonista del escándalo electoral de 2015. Ahora, también en CABA.

José Cano y Domingo Amaya lo denunciaron y pidieron su detención, por considerarlo parte de una asociación ilícita para garantizar el fraude electoral.

En febrero de este 2016, Maley pasó a ser director de Logística de Gendarmería y otro escándalo lo envolvió. Debió darle explicaciones a María Servini de Cubría por una causa sobre supuestos desmanejos de fondos públicos de Fútbol Para Todos y por el destino de 15 camionetas que la fuerza recibió a través de a un acuerdo entre la empresa y el Gobierno kirchnerista. Tras ese episodio, el diario Perfil informó que el jefe de Gendarmería Nacional, Gerardo Otero, dispuso el pase a retiro de Maley.

Luego, llegó la oferta de Juan Manzur, que lo invitó a formar parte de su Gabinete a mediados del año pasado, oferta que el ex uniformado aceptó. Ahora, ambos se encuentran en Buenos Aires ante una inminente nueva elección, fundamental para el futuro de la República.

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar