Buscanos en las redes

Destacadas

Video: 5 rugbiers de Huirapuca fueron identificados como los agresores del joven en Concepción

Cinco rugbiers de entre 19 y 24 años del club Huirapuca de Concepción fueron identificados como los agresores de Santiago Pintos en la salida de un bar de la ciudad sureña. La agresión ocurrió el lunes 8 por la madrugada en el negocio ubicado en la calle Moreno, entre Roca y Colón.

Por la brutal agresión tomó intervención la Unidad de Decisión Temprana, a cargo del fiscal Miguel Varela. El funcionario judicial informó que durante la mañana de este jueves, 11 de noviembre, la víctima se presentó en las oficinas del Ministerio Fiscal donde amplió su declaración respecto de los hechos que son materia de investigación.

Santiago Pintos antes de la golpiza.

Entre las primeras medidas adoptadas, el joven denunciante fue examinado por un perito del Cuerpo Médico Forense del MPF que constató las heridas sufridas durante la brutal golpiza. El investigador señaló, además que, se encuentra analizando las imágenes captadas por una cámara de seguridad instalada frente al bar a partir de las cuales se logró identificar a cinco personas.

La causa fue caratulada provisoriamente como lesiones leves agravadas por el concurso de dos o más personas, en concurso real con el delito de amenazas. Con respecto a los agresores, Varela confirmó que ya solicitó que se fije una audiencia para las próximas horas donde serán formalmente imputados.

El cobarde ataque

Según contó la víctima, fue atacado sin motivo alguno por un grupo de hombres que se encontraban en el mismo bar donde él había decidido ir a festejar su cumpleaños número 25, junto a su hermano y amigos.

«Recién llegábamos (al bar ubicado en calle Mariano Moreno, entre Roca y Colón) con mi hermano. Estábamos conversando y a tres metros de donde estábamos se divisaba a un grupo de personas grandes, no eran jóvenes. Nosotros estábamos en la nuestra, hasta que uno de ellos me empezó a amenazar y decir que me iba a tirar por el balcón, me increpó diciéndome que yo le había pegado a su hermano», dijo Santiago y aclaró que él no conoce a estas personas y que «nunca» había amenazado a nadie.

«Un amigo que estaba ahí nos dijo que nos vayamos, que eran personas malas y que nos podían pegar. Estuvimos cinco minutos más y mi hermano me dice que nos vayamos. Nos quedamos sentado en la mesa de la vereda hasta que salieron todos estos tipos a agredirme, sin intercambiar palabras como se ve en los videos. Me han patoteado. Casi me matan. Yo tenía mucho miedo por mi hermano», confiesa Pintos.

Santiago, quien además es estudiante de Educación Física, contó: «a la mandíbula la tengo lastimada por dentro, no puedo comer. Tengo dolores de cabeza. Cuando miro hacia arriba me duele esta zona (y se señala la frente). Tengo machucado todo esto (tocándose la quijada), no me puedo reír. El ojo morado. Tengo todas las rodillas raspadas, no las puedo flexionar y tengo que caminar tensamente».

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar