China patentó su vacuna contra el coronavirus

Mario Lozano, virólogo del Conicet, exrector y experto en vacunas de la Universidad Nacional de Quilmes, se refirió al tema de las vacunas afirmando: “Tanto Rusia como China patentaron sus vacunas porque tienen un sistema de control y monitoreo de las tecnologías mucho más estricto, con lo cual el hecho de patentar les permite seguir adelante con las próximas fases. Lo hacen para destrabar aspectos burocráticos”.

Se sabe que la sustancia activa fue diseñada por el Instituto Científico Militar y la biofarmacéutica CanSino Biologics, con sede en aquel país. Además, según afirmaron voceros de la corporación, “podría ser escalada en masa en un breve período de tiempo”, aunque todavía se desconoce cuándo estaría disponible.

La disputa por la vacuna ya está en juego y ahora se le suma China a las anteriores corporaciones pertenecientes a Estados Unidos (Pfizer y Moderna), Alemania (BioNTech) y Reino Unido (AstraZeneca).

La vacuna china ya fue aplicada en soldados chinos, y ahora continúan los ensayos clínicos en profesionales de salud y demás personas expuestas. Se realizaron más de 500 pruebas, y sostienen que los resultados están siendo positivos.

“El hecho de haber publicado los resultados en una revista como The Lancet brinda una seguridad adicional sobre el procedimiento y el modus operandi respecto de lo que van haciendo. Falta ampliar las muestras porque hasta ahora se realizaron en unas 500 personas jóvenes y sin ningún problema clínico previo”, manifestó Lozano.

 “Junto a la de Oxford son las que mejores perspectivas tienen. Utilizan adenovirus, en efecto, constituye una buena opción porque induce respuestas de anticuerpos y de linfocitos T. Vienen siendo empleadas en otros casos previos, a diferencia de la que hacen las estadounidenses Moderna y Pfizer, que se basan en ARN mensajero”, detalló el especialista.

El funcionamietno de la vacuna está basado en emplear un adenovirus que suele causar el resfriado común y corriente. Se inyectan virus modificados para introducir en las células la información genética del Sars CoV- y que el organismo genera una respuesta inmune que sirva para una futura infección.

“El adenovirus es un patógeno que suele producir el resfriado tradicional. Lo que hace CanSino es bloquear su replicación, es decir, le quita la capacidad de enfermarnos porque no puede reproducirse una vez que ingresa al cuerpo”, fueron las explicaciones de Lozano. “Si bien no tienen los genes para enfermarnos, cuentan con algunos que corresponden al Sars CoV-2, en específico, el que produce la proteína Spike. Como el adenovirus cuenta con un gen de Spike en su cubierta externa, se comporta como una especie de quimera: cuando nuestro sistema inmune lo detecta, es como si estuviese en presencia del Sars CoV-2 y genera defensas”, finalizó.

Más Noticias

También puede interesarte

Eli Levy: Cómo vive un tucumano en Israel la guerra desatada por los ataques terrorista de los palestinos de Hamás

El relato del rabino, nacido en nuestra provincia, desde Oriente Medio.

“Nueva variante más peligrosa del coronavirus”: la advertencia de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está siguiendo...

El rockero «Juanse», invitado de lujo en la polémica fiesta de la embajada argentina en medio de los cruces por Malvinas

En la Cancillería se refirieron al embajador Javier Figueroa como un "cachivache"