Buscanos en las redes

Local

Escándalo: Leiva fue electo Presidente de la Corte y será el encargado de las elecciones de 2023

Estuvo al borde de la destitución por presionar a Pedicone, y ahora será máxima autoridad.

Como lo había anticipado en exclusiva El Federalista, se consumó un nuevo escándalo en la Justicia de Tucumán: Daniel Leiva, el vocal de la Corte Suprema que fue grabado mientras presionaba al ex camarista Enrique Pedicone, finalmente fue elegido presidente del tribunal supremo de la provincia. Con esta decisión, también él será el encargado de supervisar los próximos comicios como máxima autoridad de la Junta Electoral en las que seguramente se postulará Osvaldo Jaldo, en 2023.

El magistrado -que había jurado en febrero de 2019 como vocal de la CSJT- reemplazará en ese rol a Claudia Sbdar, quien había estado a cargo de la presidencia durante el último período.  Daniel Leiva, de 59 años, había asumido como miembro de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán luego del fallecimiento del juez Antonio Gandur, a propuesta del hoy jefe de Gabinete y gobernador en uso de licencia, Juan Manzur, y con el visto bueno del Poder Legislativo de la Provincia.

El anuncio se produjo a pocos días de la histórica destitución del juez Juan Francisco Pisa, la primera en años en Tucumán pese a los grandes escándalos e irregularidades del último tiempo. Antonio Estofán, Daniel Leiva, Daniel Posse, Eleonora Rodríguez Campos y Claudia Sbdar fueron los encargados de esta decisión.

Leiva quedará al frente de la crucial Junta Electoral Provincial, después de dos elecciones polémicas en las que sobraron las denuncias de irregularidades y, en la primera “victoria” de Juan Manzur, la Cámara Contencioso Administrativo declaró fraude e instó a repetir los comicios. Después, la Corte provincial dio vuelta esa decisión.

Ahora Leiva, quien fuera denunciado por el ex camarista luego destituido, Enrique Pedicone, por la serie de audios que involucraban al propio Jaldo, será el encargado de asegurar la transparencia de esas elecciones. Después, gracias a una decisión de Pisa, esos registros no pudieron ser usados para la investigación. Así, la Justicia de Tucumán da la espalda a la sociedad una vez más y pone al más cuestionado de los vocales de la Corte, que estuvo al borde de la destitución y tiene una pública relación cercana con Jaldo, será el encargado de asegurar la transparencia en los próximos comicios provinciales, en lo que se elegirá al nuevo gobernador.

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar