Buscanos en las redes

Crónicas de ayer

Fundación de San Miguel de Tucumán, hace 456 años

Martín Javier Augier

La fundación de San Miguel de Tucumán y Nueva Tierra de Promisión hace 456 años

Capítán D. Diego de Villarrel – Aguirre Meneses era sobrino carnal del fundador de Santiago del Estero don Francisco de Aguirre Meneses, los Meneses como siempre repetía el Dr. Justino Terán Molina (miembro fundador del centro de genealogía de Tucumán, y fundador de la escuela de genealogía, más tarde de la primera Diplomatura de Genealogía en América con modalidad presencial), era una familia de fundadores de ciudades. Luis Jufré de Loaysa y Meneses fue fundador de San Luis, aunque no podemos ahora demostrar si existe vinculo con los primeros.

En 1563, el V Conde de Nieva Don Diego López de Zúñiga y de Velasco, era el Virrey del Perú, cuando en Lima estaba establecido un pleito entre el gobernador chileno (el español) don Francisco de Villagra, quién pretendía gobernar las provincias del Tucumán. La situación era compleja por la enorme hostilidad que habían sufrido los españoles en esa región.

Conde de Nieva.jpg
Conde de Nieva don Diego López Zuñiga y de Velasco

El Virrey del Perú, el V Conde de Nieva había tomado una decisión encomendando a don Francisco de Aguirre – Meneses la gobernación del Tucumán, truncando las aspiraciones de Villagra, que debía aceptarlas en absoluto silencio.

Seguiremos al historiador Roberto Levillier, quién indica que «la verdadera solución al conflicto entre españoles chilenos y del Tucumán, vino por una Cedula Real dictada por el Rey y por el Concejo de Indias, el 29 de agosto de 1563, erigiendo que las provincias del Tucumán, Juríes, Comechingones, y Diaguitas, en gobernación y disponiendo que ella dependería de la Audiencia Real de Charcas y en los asuntos de gobierno el Virrey de Lima el propio conde de Nieva.» Sin dudas esta fue una bofetada para Villagra que no tenía suficiente poder para lograr sus exigencias.

Estos conflictos tenían como antecedentes viejas rencillas entre el Capitán Juan Nuñez del Prado y Francisco de Villagra.

Levillier indica que: «Era una gran responsabilidad la que pesaba sobre Aguirre se hallaba en juego el prestigio y la existencia de la ultima ciudad del Tucumán, tomó sus medidas y envió a su hijo Hernando de Aguirre a Chile, con algunos hombres de Santiago del Estero, para anunciar su llegada y reclutar y concertar fuerzas en el Valle Calchaquí, y por otro camino un grupo de soldados a Salta y otro a Catamarca aquí recibió 30 hombres, que Santiago del Estero le despachaba. Pereció en la persecusión de los nativos su hijo Valeriano de Aguirre. El capitán Francisco de Aguirre desesperado mandó a pedir refuerzos a Lima, enviando a su yerno. Estos viajes demoraban muchos meses y eran dificultosos.

Francisco de Aguirre y Meneses.jpg
Estatua de don Francisco de Aguirre – Meneses en la Serena Chile, obra del escultor español Juan Adsuara.

«Aguirre en su primera medida luego de luchar un año en los valles, decidió alejar a los Lules y Juries». Los Lules como veremos en Guillermo Furlong era ajenos al trabajo, vivían de la caza y recolección de frutos de estación, se especializaban en robar a otras tribus, muy distintos a los Diaguitas que eran agricultores, trabajaban la alfarería y metales, tenían construcciones, organización y constantemente debían protegerse de los robos de los luleños y distintas tribus.

«Como de costumbre Santiago del Estero, dio los recursos precisos hombres y armas, indios y provisiones y a fines de abril de 1563, Aguirre envió a los capitanes Hernán de Mirabal y a Nicolas de Carrizo para allanar la región de Tucumán, Guatiliguala y Lules, donde destruyeran sucesivamente los Diaguitas la Barco I de Núñez del Prado y la de Cañete de Perez de Zurita.»

Con los vecinos regresados de Chile traía elementos suficientes para poblar.

«En mayo de 1565, estando allanada ya la comarca, despachó a su sobrino Capitán D. Diego de Villarroel – Meneses, a la provincia de Tucumán, y este después de los preparativos esenciales asentó a San Miguel de Tucumán y Tierra de Nueva Promisión el 31 de Mayo de 1565». En donde actualmente se conoce esa región como Ibatín, y la Quebrada del Portugués.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
Imagen tomada por el autor de la nota en la Catedral Nuestra Señora de la Encarnación. San Miguel de Tucumán
No hay ninguna descripción de la foto disponible.
Imagen tomada por el autor de la nota en la Catedral Nuestra Señora de la Encarnación. San Miguel de Tucumán
Hidalgos en la Historia: Diego de Villarroel. Fundador de San Miguel de  Tucumán, Cofundador de Santiago del Estero (Argentina)
Capitán don Diego de Villarroel – Meneses ilustración contemporánea

Mientras escribía la nota no dejé de recordar las numerosas veces que con Enrique Sancho Miñano acompañamos los últimos años a nuestro amigo Dr. Justino Terán Molina (fallecido) a sus homenajes al Capitán don Diego de Villarroel Meneses, en los que se destacaba la participación de : Ignacio Tejerina Carreras, Mercedes Lavallol de Tejerina, Teresa Piossek Prebish, Manuel Sancho Miñano (Mañuco quién era el orador), Dr. Enrique Sancho Miñano, Federico Colombres, Prof. Jesús Martínez Torres, Celia Avellaneda, Ernesto Alvarez Uriondo, Gigliola Petrelli (Belgraniana), el Instituto Hispánico de Tucumán y de las provincias vecinas, con participación de genealogistas vecinos, Leandro Plaza, Chichina Ferreyra, Manzano, y agrupaciones gauchas, sacerdotes.

Justino Terán Molina quién fue uno de los mentores de realizar homenajes a don Diego de Villarroel. En un homenaje realizado en el 2016.

Continuar leyendo...

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar