Buscanos en las redes

Local

La UCR denunció de un «estado paralelo» con los planes sociales, del que Tucumán es un gran beneficiado

La provincia de Tucumán recibió en transferencias directas al Estado Provincial 1.463 millones de pesos (el 8,8 por ciento del total distribuido en este concepto). Es decir, si se toma la población y el territorio, nuestra provincia ha sido (junto a Buenos Aires), la mayor beneficiada por el Gobierno Nacional en estos fondos que en su mayoría se distribuyen discrecionalmente según las necesidades políticas de los gobernantes.

Esta información se encuentra en un crítico informe de la Unión Cívica Radical en la que acusa al Poder Ejecutivo Nacional. «Es 20 veces mayor el gasto del Gobierno nacional dirigido directamente a organizaciones sociales que el destinado a programas sociales para las provincias», asegura el documento, y denuncia que que se trata del «fomento de un Estado paralelo».

No extrañan estas cifras si se tiene en cuenta que el gobernador en licencia, Juan Manzur, es una de las personas con mayor poder en la distribución de estos fondos y está muy interesado en la continuidad del Frente de Todos en el Ejecutivo provincial, ya que su vida como funcionario nacional parece cerca del fin.

El documento fue elaborado por el Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, que presidente el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y por los bloques legislativos del radicalismo.

«Las organizaciones sociales recibieron $332.574 millones de pesos este año. Los gobiernos provinciales percibieron $16.500 millones para programas sociales», indicó el radicalismo.

El dinero que destinó el Ministerio de Desarrollo Social a las provincias fue para financiar los programas de Fortalecimiento a Comedores Escolares, Acompañamiento en Situaciones de Emergencia, Proyecto de Vulnerabilidad Social, Articulación e Integración Institucional, entre otros.

Además, el 56,9% de esa cifra fue girada a la Provincia de Buenos Aires; Salta,10%; Tucumán, 8,8%; Chaco, 4,5%; y Misiones, 3,9%. En tanto, la Ciudad de Buenos Aires no recibió ninguna cifra.

En cambio, al analizar los números de las «transferencias directas a personas», las cifras más altas se registraron en cincos distritos con elevada población: Provincia de Buenos Aires, 42%; Ciudad de Buenos Aires, 8,3%; Córdoba, 5,1%; Tucumán, 5%; y Santa Fe, 4,8%.

En base a esos datos, la UCR alertó: «Se fomentó un Estado paralelo sin control que generó una lucha de poder por el manejo de recursos públicos entre organizaciones sociales, funcionarios y el Gobierno nacional, llenando las calles del país de violencia semana a semana y convirtiendo al Frente de Todos en una fuerza política ingobernable, en un país al borde del abismo».

El Federalista @2020 info@elfedelalista.com.ar